Psicología adultos. Palenzuela Psicología Gijón.

LA OBSERVACIÓN

Si nos colocáramos en una posición de meros observadores de nosotros
mismos tendríamos la posibilidad de asombrarnos de lo que
descubriríamos.

Pero en la mayoría de las ocasiones funcionamos de manera automática
dando por hecho las cosas. Entre estas cosas a las que me refiero se
encuentran nuestros pensamientos y creencias, nuestros sentimientos y
emociones y nuestras actitudes y acciones. Son tan importantes que
determinan nuestra vida, pero no somos conscientes.
Si tomamos por ejemplo el campo de nuestros pensamientos y creencias
sobre la mayoría de las cosas, personas o situaciones que nos rodean y las
observásemos detenidamente nos daríamos cuenta de que están muy
determinadas por nuestra educación familiar, cultural, etc…
Al ser conscientes de esta determinación damos espacio a la reflexión y
por lo tanto a la posibilidad de un cambio de la creencia, opinión o
perspectiva. Y al tener la posibilidad de realizar un cambio en nuestros
pensamientos o creencias se nos abre la posibilidad de inmediato de
producir un cambio en nuestras emociones y por lo tanto en nuestra
forma de actuar.

Como resultado podemos concluir que a través de la observación abrimos
la posibilidad de realizar un cambio, el más importante, que es hacernos
conscientes de nuestro insconsciente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.